,.
 
     

Filosofía


.

 

A través de mi experiencia, he comprobado la relación que existe entre las diferentes partes o cuerpos de las personas y la gran importancia del aspecto energético. En el dibujo puedes observar los diferentes cuerpos: físico, energético, emocional, psicológico y espiritual. Lo que le sucede a una persona, en cualquier área de su vida afecta a todos. Por ello, es a través de un trabajo holístico, que contempla al individuo desde todas sus partes, lo que nos permite llegar a un estado de conocimiento, aceptación y bienestar.

El cuerpo físico es el más denso, y también el encargado de avisarnos, mediante molestias, síntomas o enfermedades, de que algo está sucediendo. Habitualmente no sabemos interpretar las señales, o hacemos caso omiso y pasamos a otra cosa. De lo que nos habla en realidad el cuerpo físico, es de aspectos no resueltos a nivel emocional, (enfados, miedos, tristezas…), o bien de temas no resueltos a nivel mental (creencias, interpretaciones, recuerdos...). Si no investigamos lo que sucede, lo identificamos y lo resolvemos en el campo correspondiente, se producen bloqueos a nivel energético. Y cuando la energía no puede circular durante un tiempo en alguna parte de nuestro sistema energético, este se colapsa, lo que se traduce en las molestias, síntomas o enfermedades que todos conocemos.

La filosofía de mi labor como terapeuta y coach consiste en trabajar, desde el aquí y ahora, con todas las partes, acompañándote en la toma de conciencia de esas señales y de lo que indican. Se trata de ayudarte a identificar los sucesos, recuerdos o creencias no resueltos, para que puedas expresarlos, liberarlos y/o interpretarlos en el campo correspondiente, y a través del trabajo energético, permitir que se restablezca el flujo de energía y se disuelvan los bloqueos, permitiendo que se manifieste una sensación de bienestar, alivio o descanso.

Mi trabajo consiste en acompañarte durante el proceso y ayudarte a tomar conciencia de todas tus partes, para que aprendas a identificar las señales y puedas actuar al respecto. Se trata de que conectes con tus propios recursos y desaprendas y/o aprendas lo necesario para manejarte de forma independiente en tu vida cotidiana.

«La vida te pone los obstáculos que puedes manejar». (Tinitaton)

     

 

,