,.
 
     

Gestalt


.

 

La terapia Gestalt es una forma de entender y vivir la vida. Nos ayuda a estar en el aquí y ahora, sin ir al pasado ni al futuro, y a tomar conciencia de quien somos a través de la observación de lo obvio.

Nos ayuda a:
• Darnos cuenta de nuestro mundo interno, de las emociones, sensaciones, malestares y de lo que nos decimos: nuestros «deberías», «tienes que», «has de», «no puedes»…
• Darnos cuenta del mundo externo y de los demás.
• Tomar conciencia de nuestras fantasías, de lo que nos contamos, suponemos, imaginamos, adivinamos, pensamos, recordamos y planeamos, que no es el tiempo presente.
• Hablar en primera persona y hablar de los demás por su nombre.
• Identificar nuestras necesidades y responsabilizarnos de ellas.
• Comunicar de lo que nos hemos «dado cuenta» a los demás.
• Explicar el «cómo» de las cosas y no el «porqué».
• Hablar de las cosas que nos pasan y no acerca de ellas.
• Poner límites.
• Decir no.
• Pedir.
• Concluir nuestros asuntos, sin dejarlos pendientes o a medias.
• Respetarnos a nosotros mismos y a los demás.
• Responsabilizarnos de lo que somos y no de lo que pensamos, interpretamos, imaginamos o nos dicen.
• Aceptar que la vida también juega y le importan poco nuestros propósitos: ella tiene sus propios proyectos.
• Dejarnos en paz.

«La adversidad es como un fuerte viento que nos arranca todo menos las cosas que no pueden ser arrancadas. En ella nos vemos como realmente somos». (Arthur Golden)

     

 

,